Este sitio web utiliza cookies de terceros para mejorar sus servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración o más información pulse en Política de Cookies.

Bizcocho Esponjoso

  • Bizcocho Chocolate

  • Bizcocho Yogur

  • Bizcocho Sin Huevo

  • Bizcocho De Nata

  • Bizcocho De Naranja


  • "Bizcocho Esponjoso"

    Consejos para conseguir un Bizcocho Esponjoso


    - En primer lugar batir las yemas de huevo, e ir incorporándole el azucar poco a poco es decir, echo un poco de azucar y mezclo bien, así hasta que consigamos una masa de color amarillo claro y sin grumos. Seguiremos añadiendo los ingredientes de la receta poco a poco y mezclando bien hasta que lleguemos a la harina.

    - Mezclaremos primero la harina con la levadura e iremos añadiendolas a lo anterior tamizando y poco a poco, removiendo cada vez como en el punto anterior para que las celdillas de aire que se van formando no se rompan y nos ayuden a que nuestro bizcocho salga bien esponjoso.

    - Y por último, batimos las claras de los huevos a punto de nieve y las vamos añadiendo poco a poco a la mezcla que tengamos. Para que las claras no se nos bajen al juntarlas, no hay que batir, sino ir envolviendo la masa con las claras con ayuda de una lengua de pasteleria o con un batidor de varillas, y como siempre, de forma progresiva y sin prisas.

    - No dejar un reposo excesivo entre que hemos terminado la masa del bizcocho y el momento de meterlo al horno, para evitar que se destruyan las celdillas que ya conocemos.



    - La temperatura del horno tiene que ser la que indique la propia receta y el horno tiene que estar precalentado antes de introducir la masa.

    - No abrir el horno bajo ningún concepto antes de las tres cuartas partes del tiempo que indique nuestra receta; a partir de ese tiempo, ya podremos pincharlo para ver si está hecho.







    - Una vez terminado el bizcocho, apagar el horno y entreabrir un poco la puerta, para que el aire frio vaya entrando poco a poco y no se nos baje por la diferencia brusca de temperatura, mantenerlo así durante unos diez minutos, después sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.