Bizcocho sin Gluten

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Bizcocho sin Gluten"

    Receta de Bizcocho sin Gluten


    Este bizcocho está pensado para las personas celiacas, es un bizcocho que está riquísimo pero no contiene gluten, para que ellos puedan disfrutar de un buen bizcocho. De todas formas cualquiera puede comerlo, es un bizcocho que está muy rico.

    Ingredientes:

    - Huevos, 4 de tamaño XL a ser posible
    - 215 gramos de azúcar
    - Harina SIN GLUTEN, unos 210 gramos
    - Mantequilla, algo más de 100 gramos
    - Aceite, igual cantidad que mantequilla
    - Leche entera, un vaso
    - Una tableta de chocolate blanco
    - Gelatina neutra


    Preparación:

    Seguro que esta receta de bizcocho sin gluten es una de esas que en algún momento te viene estupendamente a la hora de preparar un rico bizcocho cuando tienes visita, y alguno de los invitados es celiaco. Así preparas un bizcocho riquísimo y todos podrán comerlo.

    Empezamos como siempre precalentando el horno a 180º, mejor con el calor inferior y superior, para que al acabar de hacer la receta ya esté a esa temperatura. También podemos preparar el molde que usaremos para hornear, que siempre os recomendamos que sea de silicona para que no se nos pegue nada.

    Vamos a coger los huevos y separar las claras, siendo la mejor forma usando las manos, es sencillo, cascáis un huevo en una mano, ponéis un cuenco debajo y vais abriendo poco a poco los dedos, con lo que la clara cae abajo y nos quedamos con la yema en la mano. Una vez listas, las vamos a montar al punto de nieve, usando la mitad del azúcar que tenemos para ello.

    En un recipiente vamos a ir mezclando la harina con las yemas de los huevos, removemos y seguimos añadiendo la mantequilla, el aceite y por último el azúcar que nos queda, sin dejar de remover conforme añadimos ingredientes. Ayudaros con unas varillas para conseguir que todos los ingredientes se integren correctamente.

    Una vez tengamos una buena masa homogénea y sin grumos, le añadimos las claras montadas anteriormente, con cuidado y de forma lenta, y se mueve todo un poco más. Volcamos toda la masa en el molde y lo metemos en el horno durante unos tres cuartos de hora aproximadamente. Lo sacaremos cuando observemos que está bien hecho por fuera y comprobemos que el interior está también listo, empleando para ello un cuchillo o pincho.


    Por último vamos a hidratar la gelatina con un poco de agua, mientras por otro lado derretiremos el chocolate con la leche y lo mezclaremos con la gelatina ya hidratada. Con esta mezcla vamos a recubrir el bizcocho una vez hecho para darle un sabor aún más rico. Dejamos que se cuaje por encima y a disfrutar de un bizcocho exquisito.