Roscón de Reyes

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Roscón de Reyes"

    Receta de Roscón de Reyes





    El bizcocho de Reyes, o popularmente conocido como Roscón de Reyes, es el típico dulce navideño que se toma el día de Reyes. Un clásico que se toma una vez al año normalmente, aunque seguro que alguna vez te ha apetecido comerlo en otra fecha. Pues aquí te vamos a indicar como prepararlo en casa y disfrutar del mismo siempre que quieras.

    Ingredientes para el Roscón:

    - Harina de repostería, 3/4 de kilo
    - Azúcar blanca, 165 gramos
    - Mantequilla, unos 230 gramos
    - Levadura, unos 35 gramosv - Leche entera, algo más de 1/4 de litro
    - 1 huevo tamaño XL
    - Agua de azahar, una cucharada normal

    Ingredientes para decorar:

    - Almendras
    - Azúcar para decoración
    - Nata
    - Frutas escarchadas


    Preparación:

    El Roscón de Reyes es uno de los dulces favoritos de nuestra familia, y solemos prepararlo alguna vez fuera de la fecha tradicional. A continuación te damos las indicaciones de la receta tradicional familiar. Esperamos que os sea de utilidad.





    Comenzamos calentando la leche y disolviendo en ella el azúcar, la levadura y al agua de azahar. Por otro lado, con la harina vamos a hacer una forma como de volcán, en el que en el centro pondremos la leche y la mantequilla, mejor que no esté fría. Vamos a mezclar y amasar todo muy bien, hasta formar una masa uniforme, a la que vamos a darle la forma típica de roscón, ya sabes, de forma circular con el centro hueco. Después lo dejamos reposar unos 35-40 minutos en una bandeja. Pasados unos 15-20 minutos vamos a encender el horno y lo ponemos a precalentar a una temperatura de 160 grados aproximadamente.

    Cuando observemos que la masa ha aumentado significativamente su tamaño, será señal de que ha fermentado bien. Entonces batimos el huevo y pintamos con él todo el rosco. Lo decoramos con la fruta y le echamos un poco de azúcar por encima.

    Lo introducimos en el horno durante poco más de media hora, teniendo cuidado de que no se dore demasiado por encima.




    Una vez lo saques del horno y se enfríe, lo abrimos por la mitad, le añadimos nata cubriendo toda la base, y colocamos la parte de arriba de nuevo encima, y ya podéis disfrutar de un estupendo Roscón de Reyes casero.