Bizcocho Borracho

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Bizcocho Borracho"

    Receta de Bizcocho Borracho







    El bizcocho borracho es una clase de bizcocho un poco especial por su forma de preparar y su sabor y textura, ya que el baño de almíbar que le damos le da un toque estupendo.

    Ingredientes:

    - Media docena de huevos frescos
    - Azúcar, unos 160 gramos
    - Harina de repostería, 220 gramos


    Para el almíbar:

    - Un par de vasos de azúcar
    - Un par de vasos de agua
    - Una copita de vino dulce


    Preparación:

    A continuación te explicamos la receta tal y como la preparamos en nuestra familia, una receta de bizcocho borracho sencillo de preparar y que esperamos que os guste tanto como a nosotros. Vamos con los detalles.

    Pon antes de nada el horno a calentar a 180º, al hacerlo al principio estará caliente cuando acabemos de preparar la masa. Primero separa las claras y las yemas de los huevos que vamos a utilizar. Hazlo como prefieras, nosotros lo hacemos con las manos, aunque hay gente que prefiere hacerlo con una botella.





    Vamos a montar en un bol las claras al punto de nieve, esto se hace con un poco de azúcar, batiendo rápidamente y con fuerza, teniendo paciencia porque cuesta bastante conseguirlo. Cuando se monten las claras verás que adquieren forma de nieve recién caída, sin venirse abajo, ese es el momento de parar de batirlas.

    En otro recipiente vamos a mezclar las yemas con el azúcar, una vez espese la mezcla, añadimos la harina, mejor poco a poco, y finalmente las claras montadas anteriormente. Todo movido con mucho cuidado y suavidad.

    Untamos el molde elegido con un poquito de mantequilla y harina por encima, y echamos la masa anterior en el molde. Otra opción es emplear un molde de silicona y evitarnos ese paso previo. Estos moldes son muy cómodos de emplear y muy manejables.

    Metemos el molde en el horno durante una media hora aproximadamente, porque ya debe estar a los 180º necesarios. Cuando lo saquemos y se enfríe un poco, cortamos el bizcocho en cuadrados del mismo tamaño.




    Preparamos el almíbar poniendo en un cazo agua a fuego lento, a la que añadimos el azúcar y dejamos unos 4-5 minutos, después agregamos el vino y movemos un poco, hasta conseguir la mezcla liquida que usaremos para emborrachar nuestro bizcocho.

    Una vez hecho esto, sin sacar el bizcocho troceado del molde, regamos todo el bizcocho con este almíbar que hemos preparado, para que se empape con el mismo, lo suficiente como para que nos quede agradable de comer, sin pasarnos y quede demasiado mojado.