Bizcocho sin Levadura

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Bizcocho sin Levadura"

    Receta de Bizcocho sin Levadura







    La levadura es un ingrediente casi imprescindible para un bizcocho, pero si alguna vez no tenemos levadura, con esta receta podemos preparar un bizcocho fácilmente.

    Ingredientes:

    - 5 huevos tamaño L
    - 300 gramos de harina
    - 300 gramos de azúcar
    - 300 gramos de mantequilla
    - Chocolate, a ser posible a la taza, del sabor que prefiramos


    Preparación:

    Para los casos en los que no tengas levadura en casa y quieras hacer un bizcocho, o simplemente porque quieres probarlo de esta forma, es interesante que no pierdas detalle de la receta que te vamos a ir detallando a continuación, porque es una receta que merece la pena. Empezamos con la preparación.

    Lo primero, encender el horno por arriba y por debajo y ponerlo a 180ºC, para que vaya precalentando mientras nosotros prepararnos el bizcocho. Y empezando ya con la receta vamos a separar las claras de los huevos antes de nada, para después usarlas, de la forma que sepáis, aunque lo mejor es con las manos, echando el huevo sobre una de ellas y dejando que la clara caiga sobre algún recipiente y nos quedemos con la yema en la mano.

    Entonces mezclamos las yemas con la mantequilla un poco derretida y el azúcar, batiendo con intensidad, ya que tenemos que obtener una buena masa. Aparte las claras las vamos a montar al conocido "punto de nieve", batiendo de forma envolvente y de forma enérgica, para que se vayan montando las claras y queden con aspecto de nieve recién caída. Una vez lo tengamos listo, lo añadimos a la mezcla de antes. Le agregamos la harina de repostería y lo batimos todo muy bien nuevamente, añadiendo la harina en varias veces, para no saturar la mezcla con demasiada cantidad.

    Agregamos el chocolate que tenemos, si no fuera a la taza y fuera en tableta tenemos que trocearlo muy bien, empleando un cuchillo o mejor utilizando una picadora, porque si no van a quedarnos los trozos demasiado grandes.




    Cogemos el molde que vamos a usar y lo untamos con mantequilla y un poco de harina espolvoreada por encima, para que no se pegue el bizcocho cuando esté horneado. Os recordamos que ese paso no es necesario si usáis un molde de silicona. Una vez hecho esto volcamos la masa preparada dentro. Metemos el molde en el horno y lo dejamos unos 35-40 minutos, dependiendo de cada horno.

    Es importante observar y comprobar que nuestro bizcocho está completamente hecho, sin que se nos queme o quede poco hecho por dentro, antes de sacarlo. Después sólo hay que dejar enfriar y comer cuando queramos.