Bizcocho Dominicano

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Bizcocho Dominicano"

    Receta de Bizcocho Dominicano





    Este es un tipo de bizcocho especial, quizá no demasiado conocido entre los que no son muy aficionados a la cocina, pero es un bizcocho ideal para cumpleaños y celebraciones. Sigue leyendo y aprende la receta que te proponemos.

    Ingredientes:

    - Un cuarto de kilo de harina especial para repostería
    - Medio sobre de levadura
    - Un puñadito de sal gorda
    - Algo menos de medio kilo de mantequilla
    - Azúcar blanca: unos 350-400 gramos aprox.
    - 5 huevos tamaño L, más otras 5 yemas
    - 1 vaso de leche entera o desnatada
    - Zumo o jugo de piña, también puede ser de naranja
    - Extracto de vainilla, con una cucharadita basta
    - Un limón para usar su piel rallada


    Preparación:

    Este bizcocho dominicano es una de las recetas más conocidas a nivel internacional de la gastronomía dominicana. Allí es una parte fundamental en cualquier tipo de celebración o evento, porque siempre está muy presente. Es una receta con ciertas complicaciones en su preparación, no es tan fácil de preparar como otros bizcochos. Vamos a explicarte paso a paso como lo preparamos nosotros en casa.

    Para comenzar la elaboración de este bizcocho vamos a precalentar el horno a unos 180 grados, con idea que mientras nosotros vamos preparando la receta, el horno alcance esa temperatura y no haya que esperar después.

    Comenzamos a batir la mantequilla, preferiblemente un poco derretida, a la que le añadimos el azúcar y continuamos batiendo bien, todo esto a una velocidad media-baja, mejor no hacerlo muy rápido, así conseguimos que ambos ingredientes se unan en una pasta homogénea. Paramos en el momento que observemos la mezcla cremosa y de color un amarillento.

    A continuación vamos a ir echando las yemas que tenemos preparadas, recordemos que hemos de poner 5 yemas de huevo. Para separar las yemas de las claras, colocad un recipiente debajo vuestro, cascad el huevo y echarlo encima de una mano, y mientras dejáis los dedos un poco abiertos, la clara irá cayendo al recipiente y nos quedaremos con la yema en la mano. Lo ideal es remover cada vez que agregamos una yema. Después le añadimos los 5 huevos de la misma forma, batiendo bien cada vez que echamos uno.

    Ahora mezclamos y tamizamos la harina y la levadura, y la agregamos poco a poco a la mezcla, a la vez también vamos a añadir el extracto de vainilla junto a la leche. Toda esta mezcla hay que mezclarla y batirla muy bien, para que quede una masa cremosa y sin grumos. Finalmente le añadimos la piel rallada del limón y movemos suavemente para que se distribuya bien. Con esta ralladura vamos a darle un toque de sabor y olor al bizcocho.

    Finalmente vamos a verter toda la masa en el molde, podemos elegir si usar un único molde grande o varios más pequeños. Este molde, o moldes en su caso, los vamos a untar con un poco de mantequilla y harina por encima, a menos que sean de silicona, que en ese caso obviamos este paso.


    Teniendo ya el horno precalentado, introducimos el molde y los vamos a dejar hornearse unos 30-40 minutos, dependiendo si vemos que está hecho o necesita un poco más de tiempo.

    El último paso y casi el más importante en este bizcocho, es el relleno y decoración, hay que intentar ser original en este aspecto para darle un toque especial a nuestro bizcocho. Lo más habitual es rellenarlo de nata o mermelada, y además adornarlo por fuera con merengue o nata, empleando también casi siempre algún colorante para dar un toque de color que le dé más vistosidad. Las posibilidades son muchísimas, así que emplead vuestra imaginación.