Brazo de Gitano

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Brazo de Gitano"

    Brazo de Gitano





    El bizcocho gitano, que todos generalmente conocemos como Brazo de Gitano, es una especialidad de bizcocho que seguro conoces y que te encanta, así que vamos a mostrarte paso a paso como hacerlo tú mismo en casa. Es una especialidad que preparamos normalmente para celebraciones en casa, y siempre resulta un éxito.

    Ingredientes para el bizcocho:

    - Harina, 115 gramos
    - Azúcar glasé, 65 gramos
    - Un par de huevos, tamaño L

    Ingredientes para el almíbar:

    - Medio vaso de agua
    - Azúcar blanca, 120 gramos
    - Orujo, un vasito de chupito

    Ingredientes para la crema:

    - Leche, un vaso normal
    - 2 huevos frescos, para usar las yemas
    - Una cucharada normal de harina
    - Unos 100 gramos de azúcar blanca


    Preparación:

    Antes de empezar a preparar el bizcocho, lo ideal es encender el horno para que vaya tomando la temperatura deseada, así que ponlo a precalentar a unos 185-190 grados mientras preparamos la receta.

    Comenzamos separando las dos claras de los huevos, nosotros lo hacemos con el sistema tradicional, es decir, echando el huevo en la mano y dejando que la clara caiga sobre un recipiente que colocamos debajo, y nos quedamos con la yema entre los dedos. Hay otros sistemas, usad el que mejor os venga. Vamos a montarlas junto al azúcar al conocido punto de nieve, así que ya sabes, a batir pacientemente y con fuerza.





    En otro recipiente vamos a mezclar las yemas que hemos separado junto con la harina hasta que la mezcla aumente considerablemente su volumen. Una vez tengamos las dos masas hechas las vamos a mezclar, con movimientos suaves pero constantes.

    Después vamos a verter la masa resultante sobre un molde bastante grande, o sobre la bandeja del horno, pues nos interesa que el bizcocho no salga muy grueso. Tanto si usamos un molde como si usamos la bandeja del horno, le untaremos un poco de mantequilla y espolvoreamos harina para que no se pegue la masa. Lo metemos en el horno y en unos 9-11 minutos estará listo para sacarlo.

    Ahora vamos a proceder a emborrachar el bizcocho, es decir, a remojarlo para que quede húmedo y sabroso. Lo haremos preparando un almíbar cociendo el agua junto al azúcar unos 8-9 minutos, y casi al final se le añade el orujo. Reservamos para después este almíbar.

    El siguiente paso es preparar la crema, para ello cocemos la leche con el azúcar, en el momento que hierva unos 4-5 minutillos, le añadimos la harina y lo movemos para que se mezcle bien, y cuando lo haya hecho, lo quitamos del fuego. Añadimos por ultimo las dos yemas y removemos un poco más.




    Finalmente, una vez tenemos todas las preparaciones listas, vamos a poner el bizcocho sobre una superficie limpia, y lo salpicamos un poco con el almíbar que hemos preparado, mojando el bizcocho, sin excedernos para que no se rompa después. Después extendemos la crema que hemos preparado sobre el bizcocho, y enrollamos el bizcocho. La capa de crema no debe ser excesiva, ya que si no al enrollarlo nos costará más trabajo y acabará saliéndose por los bordes. Enrolladlo con paciencia, para que el resultado sea bueno.

    Una vez enrollado lo colocamos en un recipiente o bandeja, lo guardamos en la nevera durante varias horas para que esté listo para comer. Como último detalle podéis agregarle por encima un poco de azúcar para adornar, o colocarle un poco de crema, usad la imaginación.