Bizcocho Para Tartas

  • Bizcocho de Chocolate

  • Bizcocho de Yogur

  • Bizcocho sin Huevo

  • Bizcocho de Nata

  • Bizcocho de Naranja


  • "Bizcocho Para Tartas"

    Receta de Bizcocho Para Tartas







    Con esta receta que te mostramos a continuación aprenderás a preparar un bizcocho casero que podrás emplear como base para tartas, o para otras creaciones reposteras que necesiten una base de bizcocho.



    Ingredientes:

    - Harina de repostería, 125 gramos
    - Azúcar, 125 gramos
    - Huevos, 4 grandes
    - Sal fina, un poco
    - Piel de un limón para rallar


    Preparación:

    Para comenzar a preparar este estupendo bizcocho para tartas, con el que podrás hacer la base para muchas y variadas tartas, y alguna que otra receta de repostería diferente, empezamos batiendo bien los huevos en un recipiente de buen tamaño. Una vez batidos, agregamos el azúcar y una pizca de sal, y entonces vamos a batir con una batidora de varillas para que se mezclen los ingredientes y formen una mezcla cremosa y de color amarillento. Si no tienes una batidora de varillas puedes usar una batidora tradicional colocándole las varillas que suelen traer. Si lo haces a mano te llevará más tiempo y el resultado seguramente no será tan bueno.

    Una vez hayamos conseguido mezclar bien el azúcar con los huevos, vamos a tamizar la harina, para quitarle los grumos o impurezas que pudiese traer en el paquete, lo cual sería desagradable si lo encontramos a la hora de comer el bizcocho. Una vez tamizada, la vamos a ir incorporando a mezcla anterior, pero poco a poco, y batiendo cada vez que añadamos una parte de la misma, así conseguimos que se integre bien en la mezcla y que no se formen grumos de harina.

    Observarás que la masa va tomando bastante consistencia a medida que se vaya mezclando la harina. Al finalizar vamos a lavar el limón y rallamos su piel, que verteremos en el mismo recipiente dónde tenemos la masa del bizcocho, y la repartimos bien por todos lados, batiendo un poco más para ello. La piel del limón le dará un toque de sabor y de aroma muy interesante al bizcocho, aunque no es imprescindible si no tienes o no quieres usarlo. Una vez tengamos la masa para el bizcocho ya lista, vamos a preparar el molde, el cual debemos engrasar con un poco de mantequilla en su base y paredes, y sobre la misma espolvoreamos un poco de harina, para que no se pegue el bizcocho una vez horneado. Si vas a emplear un molde de silicona, puedes evitar este paso, ya que este tipo de moldes nos permiten desmoldar los bizcochos sin problemas.



    Ponemos el horno a precalentar a 190ºC, algo que os recomendamos hacer antes de comenzar a preparar la masa del bizcocho, para que se vaya calentando mientras lo hacemos. Cuando alcance esa temperatura deseada, metemos el molde ya relleno en el mismo y dejamos que se hornee durante unos 15-20 minutos aproximadamente, tiempo que puede variar de un horno a otro. Antes de sacar el bizcocho del horno hay que comprobar siempre que está bien hecho por dentro, para lo que puedes pincharlo con un cuchillo por ejemplo, que debe salir limpio, ya que si no es así, significará que aún está algo crudo. Una vez hecho, lo sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos después para dejarlo enfriar del todo colocado sobre una rejilla, para que se enfríe por todos lados.